Rigidez, 1º antónimo de resiliencia

pensamiento rígido

¿Sabías que el pensamiento rígido es uno de los antónimos de resiliencia por excelencia?

Cuando hablamos de pensamiento rígido nos estamos refiriendo a la incapacidad para ser flexible en la vida cotidiana, generando incomodidad no solo en nosotros/as mismos/as sino también en los demás.

Cuando una persona es demasiado rígida, crea situaciones de confusión que forman relaciones débiles y tóxicas, en las que las otras personas pueden llegar a sentirse no queridas, manipuladas o incluso sin autoestima por el efecto de sentirse obligados/as continuamente a obedecer unas normas en las que no creen.

Definición de pensamiento rígido

El «pensamiento rígido» se refiere a una forma de pensar caracterizada por la inflexibilidad y la resistencia al cambio

Personas con pensamiento rígido

Las personas con pensamiento rígido se suelen comportar así en sociedad, tanto en su entorno familiar como social:

  • Nunca aceptan ideologías diferentes a las suyas
  • Desean que su entorno haga lo que ellos/as creen que es correcto (no aceptan tampoco otras maneras de comportarse)
  • Es muy difícil que reflexionen sobre otras formas de ver la vida (si no se corresponde con la que ellos/as tienen)
  • Están muy apegados/as a normas sociales, incluso con aquellas que quedaron obsoletas. Recuerdan con devoción aquellas cosas que les hicieron cumplir de pequeños/as y lo que les hicieron aprender (incluso a la fuerza)
  • Les molestan los cambios y los evitan
  • Son adictos a la comodidad y a lo conocido
  • No reciben bien los cambios sociales, los movimientos rebeldes, las corrientes que aparecen de la nada. Esas cosas suelen crear en ellos miedo así como frustración por estar contemplando eventos que ellos no entienden, ya que en su interior aprecian solo aquello que consideran real para ellos mismos (sus escenarios y visiones internas)
  • Suelen ser intolerantes, hirientes e impulsivos/as puesto que al no poder hacerse cargo de sus propias emociones (como rechazo, miedo, culpabilidad por no saber actuar de otro modo…) atacan a los demás o los evaden como sistema de defensa

Los sinónimos de «rígido» incluyen:

  1. Inflexible
  2. Firme
  3. Duro
  4. Intransigente
  5. Inmutable
  6. Inalterable
  7. Severo
  8. Estricto
  9. Inmóvil
  10. Sólido

Los antónimos de «rígido» incluyen:

  1. Flexible
  2. Maleable
  3. Suave
  4. Adaptable
  5. Elástico
  6. Dúctil
  7. Tolerante
  8. Complaciente
  9. Movible
  10. Dinámico

¿Una persona con pensamiento rígido podría cambiar?

Una persona con pensamiento rígido sí puede cambiar, siempre que se lo proponga de verdad. Aunque es un gran trabajo de fondo no es imposible poder mejorar un pensamiento rígido propio de una personalidad rígida.

Las personas que padecen de mucha rigidez deben aprender a escuchar otros testimonios y otras maneras de vida sin sentirse ofendidos/as.

El diálogo y la paciencia serán las mejores medicinas para una persona con pensamiento rígido, mostrándoles los ejemplos en forma de imágenes o situaciones reales que hará que vayan desenmascarando la idea de mundo real que ocupa sus cabezas.

Llevarles a obras de teatro donde se expongan perfiles muy diferentes al suyo, al cine a ver películas que nunca contemplaron o un paseo por barrios de multiculturidad y vidas distintas es un modo de educar que puede ser muy efectivo.

A veces el  pensamiento rígido está dominada por la ignorancia, otras por el miedo a equivocarse o a estar fuera de lugar, por eso la contemplación de escenarios no conocidos es muy importante. Romper barreras en definitiva, será el primer paso y el más significativo para poder ver esa mejora que tanto podríamos estar deseando.

Muchos especialistas también recomiendan realizar un tipo de terapia especial llamada ACT (terapia de aceptación y compromiso) en la que les enseñan a vivir y experimentar ante «supuestos» que los/as ayudan a razonar y a «abrir la mente» así como a procesar mejor sus sentimientos ante todo aquello que crean recuperando su autenticidad y valor personal.